Software PRL

28/10/2020

La información en PRL como herramienta básica para evitar accidentes laborales

La información puede ser definida en Seguridad y Salud por un conjunto de datos concretos facilitados que constituyen un mensaje o mensajes, con el fin de que el trabajador realice su trabajo en las mejores condiciones de Seguridad y Salud. Facilitando una buena información, se evitan una gran cantidad de accidentes laborales.

Algunas campañas australianas tratan el tema de forma indirecta animando a la gente a preguntar “If You’re Not Sure, Ask”, focalizándose en el comportamiento de la persona (importante). Pero cómo se comporta la organización es tanto o más importante al respecto.

Campaña WorkSafe Victoria

Toda organización debe facilitar a todos sus trabajadores información sobre:

  • Los riesgos para la Seguridad y Salud de los trabajadores en el trabajo, tanto aquellos que afecten a la organización en su conjunto como a cada tipo de puesto de trabajo o función.
  • Las medidas y actividades de prevención y protección aplicables a dichos riesgos.
  • Las medidas adoptadas en materia de primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación.
  • Los riesgos generales que afectan a toda la organización y de las medidas de emergencia (primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación).
  • Los riesgos específicos de cada puesto de trabajo referentes a:
    • la utilización de máquinas y equipos de trabajo,
    • la exposición a agentes químicos, físicos y biológicos,
    • así como de las normas y medidas de prevención y protección aplicadas en cada caso.
  • Cambios o modificaciones que se produzcan en su puesto de trabajo.

Estos mensajes para que sean eficaces, han de cambiar el estado de conocimiento del sujeto e incluso moverles a la acción. Una excelente señal de buena salud en cultura de seguridad, es que la gente no tenga ningún problema en levantar la mano pidiendo ayuda.

En muchas ocasiones, desgraciadamente, la información en Seguridad y Salud:

  • No se lleva a cabo en el momento de la contratación (falta de tiempo, los papeles son engorrosos…).
  • Se toma únicamente como un trámite para dar cumplimiento a la normativa (la documentación se firma, sin leer).
  • No es breve ni fácilmente comprensible (se facilita una ficha de seguridad del producto químico, tal cual).
  • No es clara.
  • No es concisa.
  • No tiene un lenguaje adaptado al trabajador. Como bien dice Sáez Vacas “(…) una información que llega a un receptor humano desprovisto de conocimiento y del lenguaje pertinente sería clasificada por la mente como ruido”.

Siempre que ocurre un accidente de trabajo, las primeras preguntas que llegan a la mente de los profesionales de la Seguridad y Salud Laboral son:

¿Se podría haber evitado?

¿Cómo se podría haber evitado?

Si nos fijamos en la distribución de las causas detectadas más frecuentes y en el porcentaje de accidentes en los que intervienen, marcadas en amarillo, podemos encontrar un gran número de causas directas e indirectas relacionadas con una posible falta de información o una información inadecuada, por lo que no es un tema menor.

Fuente: Análisis de la mortalidad por accidente de trabajo en España 2014 -2015 – 2016 INSHT

Si bien, generalmente, existe principio de multicausalidad en los AT, no se debe olvidar el principio factorial de las causas básicas, donde la eliminación de una de ellas evita el accidente y sus posibles consecuencias.
Para evitar accidentes debidos a la falta y/o deficiente información en materia de Seguridad y Salud, las organizaciones deben disponer de un buen sistema de comunicación y registro de la información. Herramientas como SmartOSH, permiten que ésta información llegue al trabajador desde el minuto uno de la contratación, cuando existan cambios o modificaciones en el puesto de trabajo y cuando se considere necesario, de forma breve, sencilla, clara, adaptada al trabajador, más allá del cumplimiento legal. Contacta con nosotros y te lo mostraremos.

21/10/2020

Caso de éxito: Digitalización de observaciones preventivas de seguridad en Ingeteam

El desafío

Ingeteam es un grupo empresarial especializado en conversión de energía. Desarrolla principalmente equipos de electrónica de potencia, electrónica de control, motores, generadores eléctricos, bombas y motores sumergidos e ingeniería eléctrica.

Aplica sus productos principalmente en cuatro sectores: energía, industria, naval y tracción ferroviaria, bajo las marcas Ingeteam e Indar, buscando optimizar el consumo, así como maximizar la eficiencia en la generación de energía.

Opera en todo el mundo, empleando a 3900 personas aproximadamente. Su actividad está estructurada sobre la base de I+D.

La compañía inició en 2018 un proyecto estratégico de cambio cultural en el que se trabajaba aspectos como el liderazgo en seguridad, el compromiso compartido y el factor humano. Para ello, decidieron utilizar las observaciones preventivas de seguridad como herramienta para identificar y analizar comportamientos, tanto seguros como inseguros, de sus empleados.

Ingeteam tiene filiales en 23 países y opera en otros tantos, con mucho trabajo de campo. En estos diferentes entornos implica que se tenga de tener una capacidad de análisis que era muy complicada de gestionar, por lo que optaron por digitalizar el proceso con Smart OSH, de PrevenControl.

¿Cuál fue la solución aportada por PrevenControl?

Digitalización de las observaciones preventivas de seguridad para poder automatizar todo el proceso que se hacía inicialmente en papel y con posterioridad con herramientas ofimáticas, en el que se invertía un gran número de horas, sin tener trazabilidad, ni poder analizar de forma unificada hasta que no pasaban a mano todos los datos a una excel, etc.

Observaciones preventivas de seguridad e inspecciones de seguridad de Ingeteam en papel

La digitalización les permite tener de forma automática datos de los elementos clave de sus operaciones, ganando unas horas que no aportaban valor, poder marcar objetivos, conocer tiempos de respuesta, gestionar las incidencias reportadas, etc.

Imágenes de la app con la que se reportan las OPS

En definitiva, la implantación de las observaciones preventivas de seguridad con Smart OSH ha representado un gran avance en el proyecto de mejora de la cultura de seguridad de la organización, permitiendoles:

  • Hacer más visible el liderazgo en seguridad y salud y la cultura preventiva.
  • Implicar al personal en la resolución de problemas.
  • Aportar feedback a las personas que desarrollan tareas.
  • Mejorar la percepción del riesgo de las personas.
  • Incrementar el conocimiento acerca de las actividades desarrolladas.
  • Potenciar y premiar los comportamientos seguros.
  • Concienciar y sensibilizar sobre comportamientos inseguros.
Imagen del aplicativo SmartOSH donde se gestionan las OPS

En el evento Safety Navarra, organizado por PrevenControl y la Fundación Industrial Navarra, Mikel Bacaicoa, Occupational Health & Safety Director de Ingeteam, nos contó en esta ponencia los entresijos del proyecto:

Si quieres implantar un programa de observaciones preventivas en tu organización, contacta con nosotros.

14/10/2020

Principales indicadores clave en formación de seguridad y salud

Para que alguien decida tener una conducta preventiva debe saber que una conducta, comportamiento o situación puede ser peligrosa. Si no hay percepción del peligro, aunque uno sepa que determinada conducta o situación puede ser peligrosa, no hay conducta preventiva. Para que haya prevención, debe darse todavía otro elemento: es necesario que la persona, además de conocer el peligro y percibirlo, tenga la intención de evitarlo.

Fuente: Formación de formadores para una mobilidad segura. Francesc Esteban

Para ello, en una acción formativa debemos saber transmitir no sólo conocimientos (informaciones y conceptos), sino también trabajar la percepción del riesgo a través de dinámicas (experiencias perceptivas) y concienciar y sensibilizar a la persona para que quiera hacer prevención (actitudes y valores).

Es decir, que si queremos saber si hemos conseguido nuestro cometido en nuestras formaciones (si además de conocimientos, hemos trabajado la percepción del riesgo y hemos concienciado a los asistentes) no nos podemos quedar sólo con el número de personas formadas, ya que nos facilita poca información clave al respecto. En cambio, un indicador como la participación en las sesiones formativas ya nos ofrecería mayores perspectivas estratégicas, no en vano, en la encuesta nacional de 2019 de la revista estadounidense EHS Today, este indicador de liderazgo fue el tercer más utilizado según los encuestados.

Es por ello que os proporcionamos algunos de los que entendemos que pueden ser los indicadores clave para tener buenas métricas en cuanto a formación en seguridad y salud en las organizaciones:

  • % de participación en sesiones formativas
  • Número y % de formaciones terminadas según objetivos (individuales, grupales o por centro).
  • % de cumplimiento vs objetivo.
  • Número de horas de formación (ratio por horas de trabajo por centro, unidad de negocio, región o periodo de tiempo).
  • Número de horas de formación (por trabajador, por centro o periodo de tiempo).
  • Número de incidentes con una causa raíz derivada de la falta de formación
  • Presupuesto anual invertido en formación vs presupuesto global
  • Número y % de evaluaciones post-formación positivas, o que mejoren las calificaciones iniciales
  • Número de formaciones impartidas a los trabajadores sobre la identificación y control de riesgos vs % de asistencia de los trabajadores a estas formaciones

Todo ello es medible con nuestro módulo de gestión de formación e información para servicios de prevención propios y mancomunados. Pero lo más importante es contar con un equipo de consultores que te ayude a conseguir tus objetivos en seguridad y salud. ¿Que cómo se mide la participación en formación? Contacta con nosotros 😉

😉
😉
Scroll to top