Blog

28/01/2021

Cómo optimizar un programa de inspecciones de Seguridad

ArcelorMittal es el principal productor siderúrgico y minero a escala mundial. En España, ArcelorMittal cuenta con más de 8.600 empleados distribuidos en:

17 centros de distribución.
11 plantas industriales
2 centros de I+D

La filosofía de la compañía es la de producir acero de forma segura y sostenible, y trabajando en un sector de riesgo está claro que la implicación y el compromiso de los miembros de la organización con el liderazgo preventivo es clave.

Para conseguir este objetivo, la división de Distribución en España diseñó un programa de inspecciones, visitas y charlas de seguridad en planta que tenían como finalidad la detección de situaciones de riesgo, actos o condiciones inseguras y, derivado de ello, la mejora de la integración de la seguridad y salud en todas las líneas de mando y operativa.

EL RETO

La compañía venía documentando las inspecciones de manera tradicional, es decir, sobre registros y formularios en papel para la posterior elaboración de informes y envío por correo electrónico.

A pesar de los excelentes resultados en términos de reducción de siniestralidad, esta metodología de trabajo generaba las dificultades siguientes:

  • Alta carga administrativa de los Gerentes de cada planta
  • Inexistencia de trazabilidad y posibilidad de pérdida de información 
  • Incidencias en el registro y comunicación de los resultados de las inspecciones de seguridad
  • Retraso en la comunicación de resultados
  • Demora en la aplicación de acciones correctoras y gestión de los indicadores

LA SOLUCIÓN

Para resolver todas las anteriores necesidades, el departamento de consultoría de Smart OSH presentó un proyecto de mejora fundamentado en:

  1. El uso de una APP para optimizar la operativa de trabajo y mejorar la integración de la gestión de la seguridad y salud en todos los niveles de la organización.
  2. La realización de más visitas de campo para mejorar los indicadores de desempeño en seguridad y salud de la compañía.

Con todo ello, se consiguó una mejora en los siguientes aspectos:

  • un incremento del 111% en el número de visitas de campo realizadas por los responsables de cada centro, mandos intermedios y personal involucrado
  • un incremento del 58% en la identificación de situaciones de riesgo o casi accidentes, lo cual incide directamente en la reducción de los accidentes de trabajo y en la mejora general de las condiciones de salud y seguridad
  • Se ha optimizado el proceso administrativo:
    • Eliminando la demora en la comunicación de los resultados de las inspecciones.
    • Reduciendo el tiempo que dedicaban los responsables de las visitas a la gestión burocrática de los informes y que no aportaban valor añadido a la mejora de las condiciones de salud.
    • Securizando el registro, envío y almacenamiento de las visitas de seguridad.

Además de todo lo anterior, se ha mejorado la percepción del liderazgo visible en seguridad y salud, como demuestra que los informes remitidos por los responsables de las visitas son más detallados y completos que con la anterior metodología de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Scroll to top