Análisis de la perspectiva de género a través de Smart OSH

Tiempo de lectura: 3 minutos

Las últimas cifras publicadas por el INSST en el Informe Anual de Accidentes de Trabajo de 2019 no dejan indiferentes a ningún profesional de la Seguridad y Salud Laboral. Un total de 487 accidentes de trabajo mortales en trabajadores/as asalariados/as y 650.602 accidentes laborales que cursaron con baja (se incluyen por primera vez los trabajadores y trabajadoras autónomos). El mayor índice de incidencia lo tenemos en construcción, por el contrario, el sector servicios destaca al situarse por debajo de la media. No es de extrañar entonces que debido, en parte, a la segregación ocupacional existente, entre géneros, la incidencia de accidentes de trabajo de los trabajadores asalariados en el año 2019 fuera el doble en los varones respecto a las mujeres. Esa relación empeora conforme aumenta la gravedad de los accidentes de trabajo, llegando a ser la mortalidad por accidentes de trabajo 13.3 veces mayor en los varones.

Índice de incidencia de accidentes de trabajo en jornada de trabajo de los trabajadores/as asalariados/as por género y gravedad
Tipos de trabajo más frecuente según el género

Teniendo en cuenta los datos anteriores es necesario tomar acción sobre la perspectiva de género en la Seguridad y Salud en el Trabajo. Los riesgos laborales e incluso las patologías afectan de forma diferente a hombres y a mujeres. Las causas, en las que no entraremos en profundidad, al no ser el cometido principal del artículo, son atribuibles a, entre otras: segregación horizontal y vertical, y/o diferencias biológicas… por mostrar algunos ejemplos.

Integración de la perspectiva de género

Según las “Pautas para la integración de la perspectiva de género en la prevención de riesgos laborales” editada por Osalan, cualquier organización debe hacerse las siguientes preguntas para saber si se está incorporando la variable de género en su actividad preventiva:

  • ¿Los puestos ocupados por mujeres se han evaluado?
  • ¿La evaluación de riesgos contempla los riesgos asociados a todas las tareas que se realizan?
  • ¿A qué colectivo se dirigieron mayoritariamente las acciones formativas realizadas el año pasado?
  • ¿Se practicó algún tipo de adaptación ergonómica en los puestos ocupados por trabajadoras? ¿Y en los ocupados por trabajadores?
  • ¿Se han tenido en cuenta en la evaluación de riesgos psicosociales factores ligados al género, como dificultades para conciliar la vida personal, laboral, familiar: diferencias en la asignación de funciones y en la importancia/relevancia de las tareas asignadas, la existencia de brecha salarial, techo de cristal, etc.?
  • ¿Qué podemos hacer los distintos agentes de la prevención en el día a día para introducir la dimensión de género en nuestras actividades?

Por otro lado, incluyen como una herramienta necesaria para esta tarea:

  • La consulta y participación de los trabajadores y trabajadoras:
    • Como respuesta a una iniciativa propuesta
    • Como respuesta a una iniciativa propia

Sin olvidarnos de:

  • La formación e información
  • Equipos, productos y medios de protección donde hay que considerar las diferencias antropométricas. Las herramientas, los equipos de trabajo… han de tener en cuenta las características personales.

Análisis de datos

Nuestro software de gestión avanzada de la Seguridad y Salud, Smart OSH, recoge todos esos datos en tiempo real para ser analizados posteriormente. Con ello podemos:

  • Gestionar y fomentar la consulta y participación de los trabajadores y las trabajadoras. A través de la App es muy cómodo y sencillo recabar datos con total confidencialidad, llegando directamente a la persona.
  • Establecer necesidades de formación. Los estudios indican que las mujeres sufren más los riesgos por trastornos músculo esqueléticos, por movimientos repetitivos y por posturas forzadas.
  • Fichas de información personalizada: embarazo, lactancia…
  • Riesgos personalizados, no en base al puesto de trabajo, sino en base a funciones reales.
  • Automatización de la gestión de los EPIs contemplando necesidades antropométricas.
  • Seguimiento de actuaciones.
  • Comparar accidentabilidad, viendo si las acciones tomadas están funcionando o si es necesario modificar la perspectiva y el camino elegido para la gestión de riesgos en base a una perspectiva de género.

La integración de la perspectiva de género es responsabilidad de todos, también de los departamentos de Seguridad y Salud que disponemos de muchas oportunidades para su puesta en valor en las diferentes áreas de actuación en la seguridad y salud en el trabajo.

Contacta con nosotros para conocer nuevas herramientas para analizar la perspectiva de género en tu organización y/o generar tus propios dashboards de análisis de datos del departamento de Seguridad y Salud a través de Smart OSH.

Fotografía de portada de Iurii Golub para 123rf.com

También te puede interesar

Convierte la seguridad y salud en

Convierte la seguridad y salud en dentro de tu organización

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuración de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus Servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies nos permiten contar las visitas y las fuentes de tráfico, para que podamos medir y mejorar el rendimiento de nuestro sitio.

Realizamos un seguimiento de la información anónima del usuario para mejorar nuestro sitio web.

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios