Latest News

24/07/2019

Implantación de un software de Seguridad y Salud en el trabajo: las 8 fases del cambio (I)

Vivimos en un mundo cambiante, en constante evolución. En el ámbito laboral todos los avances tecnológicos han supuesto pequeñas revoluciones que han precisado de una implantación. Cuando hablamos de los softwares de Seguridad y Salud en el trabajo, no podemos obviar que su integración ha sido pausada y siguiendo una estrategia. De lo contrario, el efecto rechazo habría hecho que muchas compañías no saliesen airosas de este proceso de transformación.

Y es que los cambios no siempre son bien aceptados y hay que saber cómo implantarlos. Las organizaciones están formadas por personas, y por eso hay que tener en cuenta sus necesidades de adaptación a todo lo que sea nuevo. En este sentido, nos vemos obligados a hablar del profesor John Kotter y de su Modelo de Gestión del Cambio basado en 8 fases.

Las 8 fases de John Kotter

¿Quién es John Kotter? Se trata de un profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard que se ha convertido en uno de los autores más importantes del pensamiento gerencial contemporáneo. Su obra ha analizado en profundidad la transformación dentro de las compañías para adaptarse al escenario de competitividad y agresividad actual.

Para ello, Kotter se basó en el cambio corporativo ejecutado por diversas empresas. En 1995 publicó un libro llamado “Liderando el cambio” donde habló, por primera vez, de su Modelo de Gestión del Cambio basado en 8 fases. Esta guía nos sirve de base para desgranar el proceso de implantación de las soluciones informáticas de las que hablábamos al inicio de este texto.

Las tres etapas del cambio

Kotter repartió las 8 fases que acabamos de mencionar en tres etapas que analizaremos a continuación.

1.Crear el clima propicio para el cambio

No hay cambio si los integrantes de la empresa no lo quieren. Por tanto, hay que crear la necesidad de cambio con sentido de urgencia. ¿Cómo hacerlo en el caso de un software de Seguridad y Salud? Hablando con claridad sobre las amenazas y debilidades a las que estamos expuestos sin él. Disponer de una aplicación informática de este tipo nos da oportunidades y nos hace más fuertes.

Es importante que juguemos con el factor tiempo. Los equipos deben sentir que ese cambio es una necesidad inmediata. ¿Cómo se hace eso? Justificando y explicando cuáles son los motivos por los que ese cambio es necesario.

Analizando la implantación de este tipo de softwares en clientes reales nos damos cuenta de que el ahorro de tiempo oscila entre un 30 y un 45%. Hablar de facilidades intangibles como la tranquilidad de saber que el software se ocupa de las gestiones, o de la agilidad de los reportings, es otra buena estrategia.

2.Comprometer y habilitar a toda la organización

Esta segunda etapa requiere un análisis de la plantilla. Hay que involucrar al personal clave, a los agentes más carismáticos que tengan capacidad de arrastre e influencia en el resto de trabajadores. Directivos, mandos intermedios, operarios…todos cuentan. Lo importante es que cuenten con el respeto de sus compañeros y que tengan capacidad de influencia.

Una vez detectados estos agentes, hay que reunirse con ellos. La intención es lograr un compromiso emocional por parte de estas personas que llevarán a cabo el liderazgo del proceso de cambio. El buen humor, por ejemplo, es un recurso efectivo.

Una de las herramientas pedagógicas que puede ser útil en esta etapa es el visionado de un vídeo como el que sigue a continuación:

3.Implantar y mantener la transformación

Cuanto más clara sea la idea de cambio que tenemos, más fácil será realizarlo. Saber a ciencia cierta qué aporta el software, qué beneficios implica hacia los trabajadores, qué riesgos disminuye, etc. simplificará la tarea de implantación. Las personas sabrán para qué sirve y a qué se está destinando su esfuerzo. Por tanto, un buen plan de comunicación y una presentación clara son básicas para el éxito de implantación.

“El problema en la mayoría de los cambios
es que se choca con ellos por la parte que no está a la vista.”
Richard Beckhard (1918-1999) Profesor MIT

En el siguiente post desgranaremos los puntos clave de la siguiente etapa: Comprometer y habilitar a toda la organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Scroll to top