accidente laboral

05/06/2019

Eliminar los tiempos muertos en Seguridad y Salud Laboral gracias al Value Stream Mapping

Todo proceso que consta de diferentes fases acaba por generar tiempos muertos. Se trata de espacios de tiempo donde no hay actividad o donde se deja de ser productivo. ¿Hay manera de evitarlo? La respuesta es sí. Gracias al Value Stream Mapping podemos recortar dichos desperdicios y mejorar el global de nuestra actividad. Se trata de una herramienta muy valiosa que puede aplicarse en los procesos relacionados con la Seguridad y Salud Laboral. Conozcámosla más.

Tiempos Muertos

Imaginémonos que estamos esperando para renovar un certificado. Hemos cogido el número que nos ha dispensado la máquina pero los minutos pasan y nuestro turno no llega. Todo ese rato de espera en el que no hacemos nada por miedo a perder nuestra tanda es un tiempo muerto.

En el ámbito laboral existen muchos procesos que contienen tiempos muertos que afectan a la producción final. No importa el sector del que hablemos, esta es una realidad presente en todos los ámbitos. Pero gracias al Value Stream Mapping (VSM) podemos revertir esa dinámica y mejorar los resultados obtenidos.

Value Stream Mapping

El VSM es una herramienta que detecta las actividades, acciones y tiempos muertos que no aportan valor a la producción. Se encarga de analizar los flujos y la información proporcionada para determinar en qué fases del proceso se pierde el tiempo sin sentido.

El VSM aplicada a la Seguridad y Salud Laboral resulta muy interesante porque se puede estudiar cada actividad y la transición de la una a la otra teniendo en cuenta que nuestro “cliente” es el trabajador. Los beneficios del servicio repercuten tanto en los equipos como en la propia organización ya que el VSM nos permite hallar los puntos críticos de los procesos y trabajar para mejorarlos.

Posibles aplicaciones en SST

Una herramienta como el VSM aplicado en SST puede servirnos en los siguientes aspectos:

-Reportar de Observaciones Preventivas de Seguridad (OPS)
-Reportar de Inspecciones Documentadas de Seguridad (IDS)
-Implantación y seguimiento de acciones para la visibilización de Liderazgo preventivo
-Elaboración y gestión de Permisos de trabajo especial
-Implementación de la Planificación preventiva
-Gestión y control de la formación y cualificación de los trabajadores
-Elaboración de Notificaciones e Investigaciones de accidentes

Otro factor a tener en cuenta es que cada uno de estos procesos también consta de fases. Si tenemos la capacidad de detectarlas y ver dónde se producen tiempos muertos, podemos implementar en gran medida los resultados finales. ¿Qué hacer cuando lo hemos logrado?

-Rediseñar el proceso
-Reordenar las actividades del proceso
-Recortar tiempos muertos o esperas
-Controlar mejor todo el proceso

Como podemos comprobar, usar herramientas digitales como el VSM nos ayuda a reducir muchos desperdicios de los procesos. Como consecuencia mejoramos no solo los flujos sino el resultado final de las actividades de nuestra compañía.

30/01/2019

Aplicaciones informáticas en un programa de factor humano HOP

Los accidentes laborales son una realidad que se da en mayor o menor medida en función del sector del que hablemos. Las políticas de prevención (PRL) y de seguridad y salud en el trabajo ayudan a reducir estas cifras de siniestralidad donde, por costumbre, tendemos a responsabilizar al trabajador de lo ocurrido. No obstante, deberíamos plantearnos si la gestión del factor humano (HOP) en la compañía es la correcta, y si disponemos de los medios adecuados para ello, como podría ser el ejemplo de un aplicativo informático.

Como apuntábamos, cuando ocurre un accidente laboral lo primero en lo que pensamos es en qué ha hecho mal el empleado para que eso ocurriese. Por inercia, tendemos a pensar que el hecho se ha producido por un error en el comportamiento de la persona: una falta de atención, porque no llevaba las medidas de protección adecuadas o porque no ha seguido los procedimientos implantados. ¿Dónde queda, entonces, la responsabilidad por parte de la empresa?

Y es que, cuando se produce un siniestro en un lugar de trabajo, no solo hay que señalar al trabajador sino que hay que fijarse en otros muchos elementos como la política preventiva de la empresa, el entorno físico donde se ha producido el accidente, el contexto del desarrollo de la actividad, qué formación se le ha dado al empleado, cuál es la gestión de prevención de los mandos superiores… Es decir, todos los elementos que se incluyen en la metodología HOP.

Metodología HOP: qué es y cómo se implanta

Cuando hablamos de metodología HOP nos referimos al sistema de entender y gestionar el comportamiento humano en los puestos de trabajo. Todo lo que rodea a la actividad concreta que desarrolla un empleado es importante, y eso debe ser tenido en cuenta en todo momento. Para implantar la metodología HOP debemos seguir cuatro procesos:

  • Explorar: Observar los comportamientos humanos y su relación con el entorno de trabajo.
  • Detectar: Identificar pautas de comportamiento y tendencias en el lugar de trabajo que puedan suponer un riesgo.
  • Generar: Buscar soluciones o alternativas a esos comportamientos/elementos que puedan suponer un riesgo.
  • Implementar: Aplicar medidas correctivas para modificar los comportamientos de riesgo.

Para aplicar una metodología HOP con éxito debemos contar con las herramientas adecuadas para todos los procesos de los que consta. La mejor solución, sin duda, viene de la mano del uso de una aplicación.

Aplicativos informáticos y metodología HOP

Las aplicaciones informáticas son la herramienta más efectiva, rápida y segura con la que podemos poner en marcha la metodología HOP. Las apps permitirán que extraigamos información de forma directa, que podamos almacenar la información ordenadamente y que podamos realizar análisis y comparación de datos sin perder tiempo. Y es que las ventajas de las aplicaciones informáticas en este sentido son inmensas:

  • Ahorro de tiempo y mejora en la recogida de datos: a tiempo real, in situ y en movimiento.
  • Mayor seguridad en el almacenaje de la información recogida (no se pierden los datos).
  • Ahorro en medios materiales (todo queda en un Smartphone o una tablet).
  • Mejora de la explotación de datos: elaboración de informes e indicadores de rendimiento.
  • Mayor accesibilidad a los datos (consultas en línea y al momento).
  • Mejora de los análisis: los resultados se integran mejor en el sistema de manera que se pueden tomar decisiones sobre salud y seguridad de una forma más objetiva.

Más allá de contar con una aplicación con la que poder realizar la recogida de datos mencionada, también deberemos disponer de una plataforma específica que permita gestionar esta información con intención de mejorar los aspectos que atañen a salud y seguridad en la estructura de la compañía.

Características de las aplicaciones para la gestión del factor humano

Ya conocemos las ventajas de los aplicativos informáticos en la aplicación de la metodología HOP pero, ¿sabemos cuáles son las características que estas apps deben cumplir para resultar realmente eficaces? Las citamos a continuación:

-Reporte y consulta de datos e indicadores de forma automática.

-Establecer unos objetivos previos para compararlos con los datos reales obtenidos.

-Elaboración de un informe de resultados instantáneo

-Planificación de las observaciones en el tiempo tanto de forma puntual como periódica, a personas y/o cargos concretos.

-Generación de alertas y avisos relacionados con la temporalidad de las observaciones.

-Exportación de datos: sincronización automática de los listados rellenados con el aplicativo al instante.

-Recogida de firmas digitales

-Ubicuidad: realización de los trabajos en cualquier lugar y a tiempo real con capacidad de trabajo sin conexión a la red.

-Adaptación al usuario: la app debe ofrecer múltiples ventajas técnicas que se ajusten a las necesidades de cada usuario, como opciones de idiomas y compatibilidad con los diferentes sistemas operativos.

-Acciones derivadas: relación directa entre los listados de observación y la gestión de los riesgos y medidas preventivas derivadas, permitiendo automatizar el proceso.

Si contamos con un aplicativo informático que cumpla con estos requisitos, el programa de factor humano HOP quedará implantado de forma exitosa tanto de cara a la seguridad del trabajador como de la compañía.

Scroll to top